Wordle Answer 210: 15 de enero de 2022 solución de palabras

El Palabra se descubrió la respuesta 210 para el 15 de enero de 2022. La respuesta de hoy puede ser difícil de resolver, especialmente si los jugadores no usan la palabra inicial de GameRevolution, “ARISE”. La respuesta de hoy tiene dos letras poco comunes. Para aquellos que esperan más pistas, la palabra de hoy tiene dos vocales, comienza con la letra “P” y termina con la letra “C”. Necesitas más ayuda? Aquí está la respuesta de Wordle para el número 210.

¿Cuál es la respuesta de Wordle 210? (15 de enero de 2022)

La respuesta de Wordle 210 es “PÁNICO”.

“PÁNICO” como sustantivo describe la sensación abrumadora de miedo o ansiedad. Como verbo, significa sentir ese miedo o ansiedad abrumadora.

Para descifrar “PANIC”, la palabra inicial de “ARISE” es útil al encontrar las dos vocales, “A” y “E”, aunque aún se desconocen sus posiciones. A partir de ahí, el principal desafío es dar caza a la “P” y la “N”. Si los usuarios tienen una palabra inicial con cualquiera de esas letras, tendrán un gran comienzo.

Wordle de hoy es, sin duda, una de las palabras recientes más duras. Aunque es complicado, las seis conjeturas disponibles permiten a los jugadores probar cada letra del alfabeto al menos una vez, lo que con suerte debería eliminar suficientes posibilidades para que “PÁNICO” se destaque.

Para aquellos que fallan hoy, no se preocupen, porque siempre hay un mañana. O, si realmente desea retroceder en el tiempo e intentarlo de nuevo, una pestaña de incógnito o un borrado de cookies restablecerán el progreso.

En otras noticias, God of War PC ya está disponible. Obtuvo un 10 perfecto en la revisión de GameRevolution, en la que se declaró “la versión definitiva”.

Fortnite regresa a los iPhone gracias al software GeForce Now de Nvidia. Esta solución particularmente descarada va justo debajo de las narices de Apple.

Epomaker ha lanzado el teclado “Lite”, que combina funciones premium con un precio más económico. Lea la reseña de GameRevolution para saber cómo “los teclados económicos no tienen por qué ser malos”.