Los directores de Scream revelan la receta secreta de Wes Craven para el éxito del terror

Asumir el control de una franquicia icónica del director Wes Craven no es tarea fácil. Sin embargo, con Scream, el quinto título de la serie, los directores Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett lo están dando todo. La película presenta los regresos de las estrellas de la serie Neve Campbell, Courteney Cox y David Arquette, y también encuentra a Kevin Williamson, quien escribió 1, 2 y 4, interviniendo como productor ejecutivo. Sin embargo, esos no son los únicos enlaces a la franquicia que construyó Craven.

Hablando con ., Bettinelli-Olpin y Gillett explicaron que se comunicaron con varias personas con las que Craven trabajó en la franquicia. Sí, Williamson fue fundamental para la realización de la película, al igual que el elenco que regresó, pero también lo fueron muchos otros, incluido el editor Patrick Lussier, quien trabajó en las tres primeras películas de Scream y New Nightmare de Wes Craven.

“Creo que una parte de este proceso para nosotros fue construir un retrato de Wes Craven”, explicó Gillett. “No tuvimos la oportunidad de conocerlo, así que conocerlo a él y sus gustos y lo que lo influenció y construir este universo fue muy importante para seguir adelante. Pero Patrick nos dijo que en la edición de la apertura del original Grita que Wes le dijo que la audiencia necesitaba sentirse como si estuviera en manos de un loco y que se suponía que la película debía asumir ese nivel de riesgo, que se suponía que debía empujar a la audiencia hasta el borde del precipicio y luego empújalos”.

No hay duda de que la apertura del Scream inicial hace precisamente eso, con la elaborada secuencia de muerte de Casey Becker (Drew Barrymore). En ese momento, con Barrymore al frente y al centro de todo el marketing de la película, uno solo podía asumir que ella sería la estrella…